EMERGENCIAS: Asistencia 24/7  |  Siniestros

¿Por qué mi seguro vehicular podría subir de precio?

La siniestralidad es una de las razones que podrían ocasionar que tu seguro te salga más caro al momento de renovar tu póliza. ¿En qué consiste la siniestralidad? En términos sencillos, es un dato que le indica a tu aseguradora cuán propenso eres a tener accidentes, pero ¿cómo funciona y cómo se calcula? En este artículo te lo explicamos.

Primero entendamos cómo se calcula el valor a pagar por tu seguro vehicular:

Debes saber que tu prima o valor del seguro vehicular es un porcentaje del monto por el que tu vehículo está asegurado. Es decir, si quieres asegurar tu carro por $10.000 y la tasa o porcentaje para tu seguro vehicular es del 3%, para adquirir tu póliza o contratar el servicio deberás pagar $300. Algunas compañías también consideran otros factores como ciudad, género, o características del auto para determinar el valor de tu prima.

Tomando en cuenta este ejemplo, el cliente paga los $300 para que la compañía de seguros asuma los gastos en caso de que se choque o accidente durante el año o periodo de cobertura. En este lapso, este puede o no presentar incidentes y estos pueden significar para la compañía grandes sumas de dinero.

Luego de saber esto, es lógico que el precio de tu seguro varíe dependiendo del riesgo que deba asumir la compañía. Por esto, cada vez que se tenga que renovar el seguro, la compañía evaluará la siniestralidad de sus clientes.

¿Existe alguna clasificación de los asegurados en base a su siniestralidad?

Un siniestro puede ser un choque, accidente o robo a tu vehículo. Tu siniestralidad dependerá de cuántos incidentes de este tipo hayas tenido en tu periodo de cobertura y qué tan graves hayan sido. Teniendo esto en cuenta, cada compañía te podrá dar una calificación.

En nuestro caso, distinguimos la siniestralidad de los clientes bajo el concepto de semáforos. Los que poseen color verde cuentan con un porcentaje de siniestralidad menor o igual al 70%; los amarillos superan el 70% y pueden llegar hasta el 100%; mientras que los rojos son aquellos que superan el 100% de siniestralidad.

¿Cómo se mide la siniestralidad de un cliente?

Dividir el valor total de pagos por siniestros para el valor de la prima y multiplicarlo por 100 nos da el porcentaje de siniestralidad de cada cliente.

Seguro vehicular

Es decir, si en el año un cliente tuvo 2 siniestros que representaron para la compañía el pago de $500 y su prima o valor del seguro fue de $300, aplicamos la fórmula y el resultado nos da un 167% de siniestralidad. Pero si analizamos el histórico del cliente y lleva asegurado 3 años pagando el mismo valor de prima y este es su primer siniestro, su porcentaje de siniestralidad bajará a 56%. Por eso, en el proceso de contratación o renovación de tu seguro, la compañía tendrá en cuenta tu porcentaje de siniestralidad y analizará cada caso de forma independiente, teniendo como límite adecuado un 70% de siniestralidad.

En resumen, los principales factores que impactan en la evaluación de un cliente son el número de siniestros durante la permanencia con la aseguradora, es decir, la frecuencia con la que el asegurado se ha accidentado, y la suma que representó para la aseguradora dichos siniestros, esto se refiere a qué tan grandes fueron los daños a nivel económico.

Si tengo alta siniestralidad, ¿es posible que no pueda asegurar mi vehículo o renovar mi póliza?

Las compañías suelen asegurar pese a la siniestralidad y subir un poco la tasa del seguro. Esto significa que si tienes alta siniestralidad, tu seguro te costará más. Sin embargo, se analiza cada caso de forma particular, teniendo en cuenta el historial del cliente, cómo sucedieron los siniestros, los posibles riesgos y otros detalles. Siempre se buscará poder brindar el servicio y la protección al cliente.

¿Me beneficia permanecer con una misma aseguradora por mayor tiempo?

Claro que sí. Como te lo explicamos, la siniestralidad se calcula basándose en el tiempo que tengas con tu compañía de seguros. Si llevas 3 años sin tener un accidente y solo tuviste un accidente en el último año, tu siniestralidad acumulada no se verá muy afectada. En cambio, si cambias constantemente de aseguradora y es tu primer año con una nueva, la siniestralidad se calculará sobre ese año y esto podría hacer que tu porcentaje se dispare aunque hayas tenido un solo accidente.

Siniestros en el contexto ecuatoriano:

Es usual escuchar que los robos de autos y accidentes de tránsito en nuestro país han aumentado. ¿Pero qué tan cierto es esto? Para tener una idea más clara, comparemos las cifras del primer semestre de los últimos 3 años, reportadas por la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros (SCVS). De enero a julio de 2021, se pagaron 102 millones por siniestros de vehículos. Durante los mismos meses de 2022, la cifra subió a 129 millones y para este 2023 cerramos julio superando los 152 millones.

En cuanto a denuncias por robo de vehículos, según la Fiscalía General del Estado (FGE) de enero a julio de 2021 solo se denunciaron 3.611 robos de carros. En el mismo espacio de tiempo en 2022 se registraron 5.623 casos, mientras que en estos mismos meses en 2023 la cifra ascendió a 5.900.

Esto significa que, comparando las cifras del primer semestre de 2021 a 2023, los costos por siniestros de vehículos crecieron cerca del 50% y la cifra de robos de autos aumentó un 63%.

En una realidad como la nuestra es imprescindible contar con un seguro vehicular que te respalde y que esté presente en momentos críticos. Nuestra propuesta cuenta con amplias coberturas y asistencias que protegerán tu vehículo y tu bienestar de forma integral.

Compartir: