EMERGENCIAS: Asistencia 24/7  |  Siniestros

Periodo invernal: ¿cómo proteger mis bienes frente a las constantes lluvias?

Inundaciones, colapsos estructurales, socavamientos, vendavales o aluviones podrían ser parte de las consecuencias de las fuertes lluvias durante el periodo invernal. Como es usual, esto puede llegar a convertirse en bienes destruidos, negocios que pierden su inversión y miles de familias damnificadas. Aunque los fenómenos de la naturaleza no se pueden controlar, en este artículo te compartimos algunas medidas a considerar para mitigar las pérdidas y proteger tus bienes. 

Sabías que…

El Niño es un evento climático recurrente en la historia de Ecuador. Es conocido por calentar el mar y provocar inundaciones e intensas lluvias. Esto se traduce en pérdidas de sembríos, daños en infraestructura, ciudades aisladas y escasez de alimentos y medicinas. Pese a que El Niño se ha presentado en diversas ocasiones, el que se desarrolló entre los años 1997 y 1998 ha sido el que más le ha costado al Ecuador. 

Los daños se estiman en $2.869,3 millones, casi 4 veces más que años anteriores, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Dentro de esta cifra se contemplan daños en el sector social, infraestructura, sector productivo y otros gastos de emergencia y mitigación. 

¿Cómo proteger mi hogar o bienes inmuebles durante el periodo invernal?

La temporada de lluvias afecta a todas las provincias de nuestro país, teniendo mayor impacto en las ciudades costeras. Los daños principales en las viviendas pueden ocurrir por las inundaciones, estas estropean la estructura y parte interior del inmueble, sus electrodomésticos o cualquier objeto que al contacto con el agua pierda su valor o utilidad. Para evitar esto, aplica las siguientes medidas de prevención:

proteger bienes cocina inundaciones scaled
  • Mantén las tuberías y los desagües limpios. Si están cubiertos, el agua no podrá fluir y se acumulará dañando los cimientos o el mobiliario de tu casa. 
  • Si tu hogar tiene sótano o algunas áreas están bajo la altura de la calle, deberás buscar cómo desviar el agua que podría ingresar, o sellar la estructura inferior para evitarlo. 
  • Si sabes que, por ubicación o estructura, es posible que las lluvias afecten tu casa, pon a salvo los objetos más valiosos, muévelos a una zona elevada y cúbrelos con un plástico que los proteja. Además, te recomendamos tener a mano un botiquín de primeros auxilios y una maleta de emergencias con agua embotellada, alimentos no perecederos, que no se dañen en contacto con la humedad; y cambios de ropa en bolsas plásticas selladas. Todo esto para todos los miembros de la familia y por lo menos para 3 días.  
  • Si no tienes riesgo de inundación, es necesario que revises el techo de tu casa para cubrir posibles goteras que puedan dañar la estructura. 

¿En qué situaciones puede correr riesgo mi vehículo y cómo protegerlo durante las lluvias?

Los vehículos se pueden ver expuestos a dos riesgos principales: uno, ser sorprendidos por corrientes de agua que los podrían inundar o arrastrar; y dos, enfrentar graves daños al motor al intentar atravesar una zona anegada o inundada. Sigue estas recomendaciones para cuidar tu bien:

proteger bienes carro inundaciones scaled
  • Consulta páginas de noticias oficiales sobre las zonas inundadas en tu ciudad y elige la ruta que más te convenga. 
  • Si te encuentras con una calle inundada lo mejor será no arriesgarte, ten paciencia, apaga el motor y espera a que el agua baje. Sin embargo, si eliges avanzar fíjate en qué tan inundado está, toma como referencia otros carros o peatones que circulen en tu mismo sentido; mantén una velocidad baja y constante para no crear olas, lo importante es evitar que el motor absorba agua, esto lo dañará gravemente de forma inmediata.  
  • Luego de cruzar por una zona inundada, prueba los frenos para verificar que funcionen con normalidad. 
  • Si sientes que el motor comienza a fallar por la cantidad de agua, apágalo de forma inmediata y por ningún motivo intentes volver a encenderlo, esto solo agravará los daños. Llama al servicio de asistencia de tu seguro y ellos te rescatarán junto con tu vehículo para llevarte a un lugar seguro.  
  • No estaciones tu vehículo cerca de fuentes de agua como zanjas o ríos, y tampoco lo coloques abajo de árboles. La lluvia constante puede afectar estas zonas con mayor facilidad y provocar caídas de árboles o deslizamientos de tierra. 
  • Revisa todos los cauchos de puertas y ventanas que sellan y protegen a tu auto de filtraciones, el sol puede haberlos secado y dañado su función. 
  • Cuida la estética de tu vehículo, esto también es importante para preservar el valor de tu auto. Por eso, te recomendamos que lo laves luego de la lluvia para retirar el lodo acumulado en las llantas y posibles residuos de suciedad en la pintura.

¿Qué tan útil es contar con un seguro para tu hogar y tu vehículo?

Las recomendaciones mencionadas son útiles como medidas de prevención, sin embargo, las predicciones de estos fenómenos suelen ser aproximadas y sus consecuencias, muy severas. Por esto, siempre recomendamos que la mejor forma para proteger tus bienes es asegurarlos con una compañía capaz de respaldarte para resarcir tu pérdida o indemnizarte según lo acordado en tu póliza. 

Por ejemplo, nuestro seguro vehicular todo riesgo incluye la cobertura para fenómenos naturales, donde se incluyen la mayoría de los eventos que podrían afectar al vehículo, especialmente: daños por inundaciones, aludes, deslaves y caída de objetos. En lo relacionado a la protección de las viviendas, no solo se cubre los daños a la estructura de la vivienda, también aplica para lo que denominamos “el contenido” que son los muebles, electrodomésticos y demás bienes que se encuentran al interior de la casa.

La única forma de estar preparado para hacer frente a los fenómenos de la naturaleza es contar con seguros que te permita recuperar bienes, reducir pérdidas y poder mantener la calidad de vida y el bienestar de tu familia luego de la emergencia.

Compartir: